Verduras con gambitas, quinoa y pistachos

Tiempo: 30’

Dificultad: media

Primer plato

Ingredientes para 2 personas:

  • 120g de quinoa en crudo
  • Agua para cocerla
  • Pimiento rojo
  • 1 tomate maduro grande
  • Cebolla
  • Berenjena
  • 200g de gambas peladas
  • 50 g de producto Eagle
  • 1 aguacate
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Ajo, perejil

Elaboración de las verduras con gambas, quinoa y pistachos

  • Lavamos la quinoa. Verás que cuando la enjuagues debajo del grifo, sale una espuma. Es precisamente esto lo que queremos eliminar con el lavado, estos componentes que contiene de manera natural, llamados saponinas (por eso hacen espuma). 
  • Cocemos la quinoa. Ponla en un cazo u olla. Cúbrela de agua hasta el doble de su volumen, añade una pizca de sal y hiérvela durante 20 minutos. La quinoa debe haber absorbido toda su agua y debe quedar blanda al tacto. 
  • Mientras se hace la quinoa, cortamos las verduras a daditos y las salteamos o las cocemos en una parrilla.
  • Cortamos el aguacate a tiras. Le echamos un chorrito de limón y reservamos. 
  • Cuando las verduras estén hechas, las reservamos en un recipiente aparte.
  • Ahora preparamos las gambas. Deben estar peladas. Utilizamos la misma parrilla o sartén que has usado para las verduras. Echamos un chorrito de aceite y las cocinamos un minuto por cada lado. Las sazonamos al gusto con ajo y perejil. 
  • Pelamos y troceamos ligeramente los pistachos.
  • Una vez esté todo hecho, es el momento de montar el plato. Para ello, hay 2 opciones. Podemos mezclar la quinoa con las verduras y colocar el aguacate y las gambas aparte. O bien podemos presentarlos por separado: la mitad del plato con las verduras, un cuarto con las gambitas y otro cuarto con la quinoa. Como último paso, decoramos el plato con los pistachos troceados.¿Cómo lo vas a presentar tú? 

Comentario nutricional:

La verdad es que con un plato así no podemos negarnos a comer verduras, ¿verdad? Puedes cambiar algunas de estas verduras por otras que te gusten más. Por ejemplo, pruébalo con brócoli, cebolla y zanahoria. O espárragos verdes, cebollino y kale. No hay una receta única, puedes usar tantas verduras como tengas o las que tú quieras, ¡hay combinaciones infinitas! 

Los pistachos son un fruto seco que proviene de Irán. Contienen grasas insaturadas saludables, fibra y minerales. Los frutos secos son una buena opción para tomar un snack a media mañana o media tarde, pero también pueden formar parte de ensaladas o platos, como en este caso.

Recuerda que para que el plato sea completo debe incluir una ración de verduras, que en un plato debe ocupar la mitad del plato en volumen; una ración de proteínas, que debe ocupar un cuarto del plato y una de hidratos de carbono, que debe ocupar el otro cuarto de plato restante. Si no tienes quinoa en este momento, puedes sustituir por otro alimento que te aporte estos hidratos, como la patata o un par de rebanadas de tu variedad de pan favorita. Acompáñalo con una fruta de postre, y tendrás una comida o cena equilibrada. Puede aprender más sobre cómo hacer platos equilibrados con el método del Plato Saludable.

Esta receta, tan apta para comer en el mismo momento como para enfriarla y comerla más tarde, incluso fría. Un plato equilibrado y ¡con todo el sabor!